18 de agosto de 2010

De lo que no me gusta: Pensamientos suicidas


A veces me pasa por la cabeza lo fácil que es poder mandar todo a la mierda.Sólo hace falta dar un paso de más cuando esperas en el andén a que el metro venga.También puedes pegar a alguien en un momento de ira o utilizar un cuchillo del único modo que no debe ser usado. Acojona pensar que tengamos esa responsabilidad en nuestras manos y esperar que así siga siendo.Que no crucemos la línea que nos convertiría en dementes a pesar de lo sencillo que a veces parece.

1 comentario:

  1. Esa proximidad a la demencia es muchas veces lo que da sentido (o interés) al resto del día a día. Hay quien no sabe vivir en paz.

    ResponderEliminar